Lograr la calidad de un encargo de auditoría depende en gran medida del cumplimiento de los estándares aplicables y de las competencias del profesional que se encargará de realizar la revisión. Por esto, hoy ContArte te trae los principales aspectos de la NIGC 2 y la NIA 220.

Por Juan David Hernández, asistente de investigación técnica del INCP.

Norma Internacional de Gestión de la Calidad 2 – NIGC 2

Alcance

La NIGC 2 trata acerca del nombramiento y la elegibilidad del revisor de la calidad del trabajo y las responsabilidades de este en relación con el desempeño y la documentación de una revisión de la calidad del trabajo de aseguramiento.

Esta norma se aplica a todos los trabajos para los que se requiere una revisión de la calidad conforme a lo que establece la NIGC 1, pues se basa en la premisa de que la empresa está sujeta a la NIGC 1 o a requisitos nacionales que son al menos igual de exigentes.

Objetivos

Aplicación y cumplimiento de requisitos relevantes

La firma y el revisor de la calidad del trabajo deberán tener conocimiento de esta NIGC, incluida la aplicación y otro material explicativo, para comprender su objetivo y aplicar adecuadamente los requisitos que les sean relevantes. Adicionalmente, deberán cumplir con cada requisito de esta NIGC, a menos que no sea relevante en las circunstancias del trabajo.

Se espera que la aplicación adecuada de los requisitos proporcione una base suficiente para el logro del objetivo de esta norma. Sin embargo, si la firma o el revisor de la calidad del trabajo determinan que la aplicación de los requisitos relevantes no proporciona una base suficiente para el logro del objetivo de esta norma, la firma o el revisor de la calidad del trabajo, según corresponda, tomarán acciones adicionales para lograr el objetivo.    

Nombramiento y elegibilidad de los revisores de calidad del compromiso

La firma deberá establecer políticas o procedimientos que requieran la asignación de responsabilidad para el nombramiento de revisores de la calidad del trabajo a un individuo (o varios) con la competencia, las capacidades y la autoridad apropiada dentro de la firma para cumplir con la responsabilidad. Esas políticas o procedimientos requerirán que dichas personas designen al revisor de calidad del trabajo.

La firma debe establecer políticas o procedimientos que determinen los criterios de elegibilidad para ser nombrado revisor de calidad del trabajo. Esas políticas o procedimientos requerirán que el revisor de la calidad del trabajo no sea miembro del equipo del trabajo y que cumpla con los siguientes requerimientos:

La firma establecerá políticas o procedimientos que establezcan los criterios de elegibilidad de las personas que ayudan al revisor de la calidad del trabajo. Esas políticas o procedimientos −además de que dichas personas no sean miembros del equipo del encargo− requerirán los siguientes requisitos:

  • Tener la competencia y las capacidades, incluido el tiempo suficiente, para realizar las tareas que se les asignen.
  • Cumplir con los requisitos éticos relevantes, incluso en relación con las amenazas a su objetividad e independencia y, en su caso, las disposiciones legales y reglamentarias.

La elegibilidad del revisor de la calidad del compromiso para realizar su función puede llegar a deteriorarse, por ello la firma debe establecer políticas o procedimientos que aborden las circunstancias en las que esto puede suceder, así como las acciones apropiadas que debe tomar la firma, incluido el proceso para identificar y nombrar un reemplazo en tales circunstancias.

Cuando el revisor de la calidad identifique estas circunstancias debe notificar a las personas apropiadas en la firma. Si el trabajo de revisión de calidad no ha iniciado aún, debe rechazar el compromiso. Si por el contrario las labores de revisión de la calidad ya se encuentran en marcha el revisor de la calidad debe suspender la realización del encargo.

Desempeño de la revisión de calidad del compromiso

La firma debe establecer políticas o procedimientos con respecto al desempeño de la revisión de la calidad del trabajo que aborden:

Mientras se lleva a cabo el trabajo de revisión de la calidad el revisor debe discutir con el socio del encargo y, si procede, con otros miembros del equipo del encargo, los asuntos y los juicios importantes realizados en la planificación, ejecución y presentación de informes.

Adicionalmente, durante el desarrollo de la revisión de la calidad del trabajo, el revisor de la calidad debe leer y comprender la información comunicada por el equipo del trabajo con respecto a la naturaleza y las circunstancias del trabajo y la entidad, así como las comunicaciones provenientes de la firma relacionadas con el proceso de seguimiento y remediación.

Documentación

El revisor de la calidad del trabajo deberá determinar que la documentación de la revisión es suficiente para permitir que un profesional experimentado, que no tenga conexión previa con el trabajo, comprenda la naturaleza, oportunidad y alcance de los procedimientos realizados. La documentación del trabajo debe incluir:

Norma Internacional de Auditoría 220 – NIA 220

Alcance

Esta Norma Internacional de Auditoría trata las responsabilidades específicas del auditor con respecto a la gestión de la calidad a nivel del encargo para una auditoría de estados financieros, y las responsabilidades relacionadas del socio del encargo. La norma debe leerse y aplicarse junto con los requisitos éticos pertinentes. La NIA 220 se basa en la premisa de que la empresa está sujeta a las NIGC o requisitos nacionales que son al menos igual de exigentes.

El interés público se ve beneficiado por el desempeño constante de los trabajos de auditoría de calidad a través del logro del objetivo de esta norma y otras NIA para cada trabajo.

Objetivo

El objetivo del auditor es gestionar la calidad a nivel del encargo para obtener una seguridad razonable de que se ha logrado la calidad de manera que cumpla con sus responsabilidades y realice la auditoría, de acuerdo con las normas profesionales y los requisitos legales y reglamentarios aplicables.

Requerimientos

Responsabilidades de liderazgo para administrar y lograr la calidad en las auditorías

El socio del encargo asumirá la responsabilidad general de gestionar y lograr la calidad del encargo de auditoría, incluida la responsabilidad de crear un entorno que enfatice la cultura de la firma y el comportamiento esperado de los miembros del equipo. Al hacerlo, el socio del encargo deberá participar de manera suficiente y apropiada durante todo el encargo de auditoría, de modo que tenga la base para determinar si los juicios significativos realizados y las conclusiones alcanzadas son apropiadas, dada la naturaleza y las circunstancias del encargo.

El socio del encargo deberá asumir la responsabilidad de que se tomen acciones claras, coherentes y efectivas que reflejen el compromiso de la firma para calificar, establecer y comunicar el comportamiento esperado de los miembros del equipo del trabajo.

Requisitos éticos relevantes, incluidos los relacionados con la independencia

El socio del encargo debe tener conocimiento de los requisitos éticos relevantes, incluidos los relacionados con la independencia, que son aplicables dada la naturaleza y las circunstancias del encargo de auditoría. El socio del encargo asumirá la responsabilidad de que otros miembros del equipo hayan sido informados de los requisitos éticos relevantes que son aplicables dada la naturaleza y las circunstancias del encargo de auditoría, y las políticas o procedimientos relacionados de la firma incluyendo aquellos que abordan:

Aceptación y continuación de las relaciones con los clientes y los encargos de auditoría

El socio del encargo deberá determinar que se han seguido las políticas o procedimientos de la firma para la aceptación y continuidad de las relaciones con los clientes y los encargos de auditoría, y que las conclusiones alcanzadas al respecto son apropiadas. El socio del encargo deberá tener en cuenta la información obtenida en el proceso de aceptación y continuación al planificar y realizar el encargo de auditoría de acuerdo con las NIA y cumpliendo con los requisitos de la NIA 220.

Cuando el equipo del encargo tenga conocimiento de información que hubiese podido causar que la firma rechazará el encargo de auditoría (si esta la hubiese conocido antes de aceptarlo o continuar la relación con el cliente), el socio del encargo deberá comunicar esa información con prontitud a la firma para que entre ambas partes puedan tomar las medidas necesarias.

Desempeño del compromiso

El socio del encargo asumirá la responsabilidad de la dirección y supervisión de los miembros del equipo y la revisión de su trabajo. Para ello determinará si la naturaleza, oportunidad y alcance de la dirección, supervisión y revisión son:

  • Planificadas y realizadas de acuerdo con las políticas o procedimientos de la firma, los estándares profesionales y los requisitos legales y reglamentarios aplicables.       

  • Responden a la naturaleza y las circunstancias del trabajo de auditoría y los recursos asignados o puestos a disposición del equipo del trabajo por la firma.

Si surgen diferencias de opinión dentro del equipo del encargo, o entre el equipo del encargo y el revisor de la calidad del encargo o las personas que realizan actividades dentro del sistema de gestión de la calidad de la firma, incluidos aquellos que brindan consultas, el equipo del encargo seguirá las políticas o procedimientos de la firma para tratar con tales diferencias de opinión y resolverlas.

Asumir la responsabilidad general de gestionar y lograr la calidad

Antes de fechar el informe de auditoría, el socio del encargo deberá determinar que ha asumido la responsabilidad general de gestionar y lograr la calidad del encargo de auditoría. Al hacerlo, determinará que: