La deducción del primer empleo es uno de los beneficios tributarios para incentivar la contratación de personal joven en las empresas del país. Descubre en ContArte cuáles son los requisitos para acceder a esta deducción y sus características.

Por Juan David Hernández, asistente de investigación técnica del INCP.

Dentro de los beneficios tributarios que existen en pro de incentivar la vinculación de jóvenes al mercado laboral, los empleadores contribuyentes del impuesto sobre la renta tienen derecho a deducir en su declaración de renta 120 % de los salarios pagados cuando se cumplan los requisitos de ley establecidos en el artículo 108-5 del Estatuto Tributario (ET), el cual fue adicionado por el artículo 88 de la Ley 2010 de 2019 y reglamentado por el Decreto 392 del 13 de abril de 2021.

Este artículo consagra, para los contribuyentes que estén obligados a presentar declaración de renta y complementarios, el derecho a deducir 120 % de los pagos que se realicen por concepto de los salarios de empleados que sean menores de 28 años, siempre y cuando se trate del primer empleo de la persona. El monto máximo de la deducción por cada empleado no podrá exceder las 115 UVT mensuales y aplicará en el año gravable en el que el empleado sea contratado por el contribuyente.

Para que la deducción sea procedente, los empleos sobre los que se determine la misma deben ser nuevos y los empleados contratados con posterioridad a la entrada en vigor de la Ley 2010 de 2019, mediante contrato de trabajo o vinculación legal y reglamentaria.

Características de los nuevos empleos        

Conforme a lo dispuesto por el artículo 1 del Decreto 392 de 2021, los empleos que cumplan con las siguientes condiciones se considerarán nuevos empleos:

Los dos parámetros anteriores son de carácter obligatorio, por lo que conllevan a que ser realice un incremento real del número de empleados vinculados a puestos de trabajo nuevos. La norma no señala que se deba realizar un cálculo promedio determinado, pues lo más relevante es demostrar que efectivamente existe un incremento en el número de empleados, y por consiguiente del valor de la nómina respecto al periodo gravable anterior.

No se consideran como nuevos empleos los que surjan dentro de un proceso de reorganización empresarial, como una fusión de empresas o la vinculación de personas menores de 28 años para reemplazar personal anteriormente contratado.

El primer empleo de una persona se configura cuando esta no registra una afiliación o cotización como trabajador dependiente o independiente al Sistema Integral de Seguridad Social. Este aspecto se encontrará soportado por la certificación expedida por el Ministerio del Trabajo, la cual se considera como uno de los requisitos para acceder a la deducción mencionada.

Requisitos para que la deducción del primer empelo sea aplicable

Para que la deducción del primer empleo sea procedente se deben cumplir con la totalidad de los siguientes requisitos:

Características de la deducción

La deducción de 120 % de los pagos por salarios procede únicamente en el periodo gravable en el que el empleado nuevo, menor de 28 años, es contratado por la empresa contribuyente.

Cuando esta deducción, que no podrá exceder de 115 UVT mensuales, se realice sobre el pago de nómina de un empleado que cumple los 28 años durante el transcurso del año en que es contratado, procederá solamente hasta el día anterior al cumpleaños de este. Los días o meses restantes del año gravable en cuestión no procederá la deducción.

Para efectos de aplicación de la deducción del primer empleo se toma la definición de salario del Código Sustantivo del Trabajo y las formas de contratación dispuestas en dicha norma.

El certificado del primer empleo

Respecto a la certificación del primer empleo, el Ministerio del Trabajo −mediante la Resolución 0846 del 14 de abril de 2021− reglamentó la expedición y el registro anualizado por esta entidad a través de sus direcciones territoriales, de los certificados que acreditan el primer empleo.

Este certificado es un documento físico o digital en el que el Ministerio del Trabajo da constancia sobre que se trata efectivamente del primer empleo de la persona menor de 28 años, y que tal documento representa un requisito cumplido para acceder a la deducción del artículo 108-5 del ET. Estos certificados corresponderán a la vigencia fiscal inmediatamente anterior a la vigencia fiscal en la que son solicitados. Aunque por ahora la DIAN no requiera el registro especial de los certificados en sus sistemas para corroborar su validez, es necesario que las entidades contribuyentes que accedan a la deducción los mantengan a disposición cuando la administración tributaria los solicite dentro de sus procesos de control y revisión.