Por: Santiago Pedraza, asistente de investigación del INCP

En este artículo se presenta una aproximación conceptual de la contabilidad como disciplina científica y se expone cómo fue el desarrollo teórico de este campo del conocimiento durante su evolución histórica.

La contabilidad como práctica milenaria se ha manifestado a través de diversos aspectos que han ayudado a consolidar la profesión. En las antiguas civilizaciones se desarrollaron herramientas rudimentarias que dieron respuesta a la necesidad de guardar información, llevar cuentas y dejar constancia de los hechos en relación con la vida económica. Desde entonces, la contabilidad ha ido evolucionando, pues pasó de ser una mera técnica o instrumento de control a ser un campo de estudio complejo.

A nivel teórico, este campo del conocimiento presenta una evolución conceptual que ha llevado a múltiples teorías, paradigmas y programas de investigación. Diversos autores y organismos han brindado diferentes definiciones de la contabilidad y se han dado intentos por construir una definición que refleje sus rasgos esenciales, establezca una delimitación frente a otras disciplinas y logre ser una base fuerte para el desarrollo de una teoría contable concisa. Sin embargo, a pesar de que la discusión quiere establecer la naturaleza científica de la contabilidad, esta no llega a ser una ciencia pura cuyas teorías tienen como fin predecir y controlar. Por el contrario, se considera esta materia como una ciencia social dado que tiene el componente de información suministrada, la cual es elaborada por seres humanos para influenciar el comportamiento humano. Algunos autores la sitúan como una disciplina científica pues coinciden en que esta posee los siguientes elementos necesarios para la creación del conocimiento científico:

  • Objetivo y objeto de estudio: la contabilidad tiene como objetivo el conocimiento de la realidad económica en todos sus aspectos a través de la medición y valoración de los hechos económicos. Así pues, se considera como objeto material a la realidad económica en general.
  • Método: la contabilidad posee un método peculiar denominado partida doble por medio del cual somete a análisis su objeto de estudio con el fin de obtener información útil a una gran variedad de usuarios.
  • Teorías: la disciplina contable se soporta en diferentes teorías como, por ejemplo, la teoría del hecho económico, teoría de la medición contable, teoría del control económico y teoría de la regulación contable. Además, cuenta con un conjunto de hipótesis y axiomas.

Por su parte, el desarrollo del pensamiento contable ha dado origen a varias escuelas dentro de las cuales se encuentran la contista, personalista, controlista, neocontista y patrimonialista. Adicionalmente, la contabilidad presenta diferentes enfoques como la agencia, el enfoque positivista, neopositivista, y de construcción social del consenso.

En cuanto a la clasificación en materia contable, existen distintos criterios para dividirla como, por ejemplo:

  • Según los tipos de unidades económicas, la contabilidad se separa en función del desarrollo de su actividad a nivel micro y macroeconómico.
  • Según los usuarios de la información contable, los cuales pueden ser internos (contabilidad de gestión) y externos (contabilidad financiera).

A continuación, se presenta un esquema a modo de resumen:

Figura 1. Esquema de clasificación contable elaborado a partir de Contrapartida número 6529 del 28 de marzo de 2022, publicado en el Departamento de Ciencias Contables de la Pontificia Universidad Javeriana.

Para terminar, es claro decir que, si bien en su origen la contabilidad fue puramente empírica, a lo largo de su desarrollo, esta ha ido evolucionado en respuesta a las necesidades cambiantes del entorno. A lo largo de su recorrido histórico se ha ido construyendo una conceptualización de las implicaciones que tiene la materia, a la par de evidenciar cómo confluyen diferentes tendencias en su estudio generando multiparadigmas y nuevas concepciones de esta. Dentro de los elementos comunes de muchas definiciones presentadas, se cataloga a la contabilidad como una disciplina de naturaleza económica, la cual cuenta con su propio método a través del cual se analiza la información en un periodo de tiempo determinado con el fin de dar bases para la toma de decisiones.