Al momento de comparar el valor contable con el valor fiscal de un activo o un pasivo, surgen algunas diferencias de las cuales se deriva un impuesto. Se trata del impuesto diferido. Hoy en ContArte descubre más sobre este impuesto y lo que implica su reconocimiento.

Por: Juan David Hernández, asistente de investigación contable del INCP

Los impuestos a las ganancias o a la utilidad de los cuales trata la Norma Internacional de Contabilidad número 12 (NIC 12), se clasifican en dos grupos. Por una parte se encuentran los impuestos corrientes, aquellos que están a cargo de la entidad y se pueden imputar a la utilidad del periodo que se realizan. Por su parte un impuesto diferido se genera de tres fuentes: las diferencias en la aplicación de las normas contables y tributarias (denominadasDiferencias temporarias), tienen como objetivo reconocer los impuestos sobre una base de devengo, es decir, en el momento en que son aplicables; las pérdidas fiscales y por último los créditos fiscales.

En otras palabras un impuesto diferido es un impuesto atribuible a la utilidad del periodo que puede estar a cargo o en favor de la entidad,  se origina por las diferencias temporarias en el reconocimiento contable y tributario de activos o pasivos; las pérdidas fiscales y los créditos fiscales. Es una partida que  se devenga en un periodo contable A y se realiza en un periodo contable B.

Diferencias temporarias

Son aquellas que se presentan en el reconocimiento de un activo o un pasivo al momento de utilizar una base fiscal o una base contable.

Suelen presentarse escenarios en los cuales, el valor del impuesto a pagar en un periodo es diferente de acuerdo a la base utilizada. A estas diferencias se les conoce como temporarias debido a la característica de temporalidad que las define. Esto significa que se realizan diferentes reconocimientos de activos y pasivos (para efectos contables y fiscales), los cuales se terminaran reconociendo por completo durante la vida útil de la organización pero en periodos de tiempo diferentes.

Por ejemplo, cuando se presenta un caso donde un ingreso se reconoce en un periodo dentro del estado de resultados y en otro periodo en la declaración de renta y complementarios.

Conforme a lo dispuesto en el decreto 1998 de 2017, mediante el cual se reglamenta el proceso de conciliación fiscal en Colombia, la aplicación del método del impuesto diferido es más completa y garantiza un mayor control para efectos de una correcta conciliación fiscal.

Las diferencias temporarias pueden representar un mayor o menor impuesto a pagar, es decir pueden ser imponibles o deducibles.

 

Concepto

 

Hecho

Valor del impuesto a pagar  

Ganancia fiscal futura

 

Se reconoce como

Diferencias temporarias imponibles  

Se liquida el pasivo o se recupera el valor en libros del activo.

 

Aumenta

 

Disminuye

 

Activo por impuesto diferido.

Diferencias temporarias deducibles  

Disminuye

 

Aumenta

 

Pasivo por impuesto diferido.

 

Impuesto corriente

El impuesto corriente es impuesto que se reconoce en los estados financieros luego de haber realizado la respectiva declaración de renta, en la cual se ha calculado una ganancia fiscal y se ha obtenido un impuesto a cargo. Es decir, el impuesto a cargo obtenido en la declaración de renta, será el impuesto corriente que se reconocerá en los estados financieros.

Pérdidas fiscales

Una perdida fiscal se genera cuando los ingresos de una entidad no son suficientes para cubrir las deducciones sobre el impuesto a las cuales tenga derecho según la normatividad fiscal, dichas perdidas pueden ser solicitadas en un periodo futuro en compensación del periodo en que se presentaron.

Las pérdidas fiscales general activos por impuestos diferidos, estos importe reflejara el menor valor del impuesto que puedo llegar a pagar en el futuro, si se compensara la perdida fiscal.

Créditos fiscales

Básicamente son las posibilidades de realizar un descuento tributario en un periodo futuro. Para este caso, si la pérdida que genera un crédito fiscal no utilizado puede ser compensada, se reconoce un activo por impuesto diferido. Esto solo aplica en caso tal que se tenga un alto nivel de certeza, en cuanto a que existirán las ganancias fiscales.

Método del pasivo basado en el balance

Existen dos métodos para la determinación del impuesto diferido: el método del pasivo basado en el resultado y el método del pasivo basado en el balance.

Como su nombre lo indica, el método del pasivo basado en el resultado centra el análisis en el reconocimiento de las diferencias generadas en los resultados, es decir entre las ganancias contables y fiscales originadas en un periodo y revertidas en otro.

Por su parte, el método del pasivo basado en el balance, engloba al primero en el sentido que este realiza un análisis de todas las partidas que conforman el estado de situación financiera, entre ellas el patrimonio, por lo que las diferencias que se reconocen con el primer método, se verán reflejadas en esta partida.

Este método determina las diferencias temporarias de activos y pasivos y asume que cada diferencia identificada generará un efecto en el resultado futuro, por lo cual se registrara un pasivo o un activo por impuestos diferidos, conforme a las condiciones establecidas en la NIC 12.

Ejemplo