La contabilidad simplificada está definida para aquellos que cumplen los criterios del Anexo 3 del Decreto Único Reglamentario DUR 2420 de 2015. Conoce hoy en ContArte, cuáles son los estándares que se aplican para las entidades del grupo 3 y el respectivo marco técnico normativo.

Por: Juan David Hernandez, asistente de investigación del INCP.

El Decreto 2420 del 2015 «Por medio del cual se expide el Decreto Único Reglamentario de las Normas de Contabilidad, de Información Financiera y de Aseguramiento de la Información y se dictan otras disposiciones», estableció diferentes regímenes reglamentarios normativos, para los preparadores de información financiera que conforman los grupos 1,2 y 3 de aplicación de estándares internacionales de información financiera y de aseguramiento de la información.

Para tal efecto, y conforme al requerimiento del artículo 1 de la Ley 1314 de 2009, sobre la expedición de normas contables, de información financiera y de aseguramiento de la información que conformen un sistema único y homogéneo; el Consejo Técnico de la Contaduría Pública – CTCP, propuso como referente normativo los estándares emitidos por el Consejo de Estándares Internacionales de Contabilidad (IASB, por sus siglas en inglés).

Los estándares de IASB determinan que las empresas que cotizan en bolsa y las que sean consideradas de interés público, aplican las Normas Internacionales de Información Financiera (NIIF), mientras que las denominadas pequeñas y medianas empresas (pymes), aplican las NIIF para pymes. Respecto a las microempresas, el IASB no cuenta con un cuerpo normativo para estas entidades, por lo cual tomaron como referencia el documento preparado por la Organización de Naciones Unidas (ONU) denominado: «Directrices para la Contabilidad e Información Financiera de las Pequeñas y Medianas Empresas, Orientación del Nivel 3, el estudio realizado por el Grupo Trabajo Intergubernamental de Expertos en Normas Internacionales de Contabilidad y Presentación de Informes (ISAR), de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD) y las NIIF para pymes, de las cuales se simplificó su contenido haciéndolo más sencillo y práctico, a fin de mantener la armonía con los demás estándares emitidos por IASB.

Esta adaptación de las NIIF para pymes, denominada NIF, debe ser aplicada por las entidades del grupo 3. Así, establece las directrices que deben ser consideradas al momento de elaborar y presentar los estados financieros de propósito general, según las necesidades y el sector económico de la microempresa.

¿Quiénes conforman el grupo 3?

El anexo 3 del Decreto Único Reglamentario 2420 de 2015, establece una serie de requisitos para pertenecer a este grupo:

En el caso del grupo 3, el requisito determinante será el total de activos, contrario a lo que sucede en los otros grupos, en los cuales cualquier condición cumplida implica pertenecer al grupo. Es decir, si una empresa cuenta con más de 10 trabajadores pero no supera el tope de activos, continuará estando clasificada en el grupo 3. Para realizar el cálculo del número de trabajadores, se entenderá como trabajador a aquella persona que ejerce una labor de manera personal y directa a una entidad, a cambio de una remuneración, sin importar la naturaleza del contrato. No se tienen en cuenta a las personas que presten servicios de consultoría o asesoría externa.

Adicionalmente, se debe tener en cuenta que para el cálculo de estos 3 requisitos, se toma como referencia el promedio de los 12 meses correspondientes al año anterior a la fecha en que se determina la obligación de aplicar el marco técnico normativo del grupo 3.

Además de estos requisitos principales, el anexo 3 del DUR 2420 de 2015 indica de forma complementaria que el grupo 3 estará conformado por personas naturales o jurídicas que estén obligadas a llevar contabilidad, acorde a lo dispuesto en el artículo 19 del Código de Comercio, sin importar si realizan una actividad con ánimo de lucro o no.

Marco técnico normativo para entidades del grupo 3

El ya mencionado anexo 3, presenta un marco regulatorio en el cual se establecen los requerimientos de reconocimiento, medición, presentación e información a revelar de las diferentes transacciones y hechos económicos, que se reflejan en los estados financieros de propósito general, destinados a atender las necesidades de información de una amplia gama de usuarios que no están en condiciones de exigir la presentación de informes que se ajusten a sus necesidades de información.

Conceptos y principios generales

Base contable de acumulación o devengo: una microempresa elaborará sus estados financieros utilizando la base contable de causación (acumulación o devengo). Los efectos de las transacciones y demás sucesos se reconocen cuando ocurren y no cuando se recibe o paga dinero u otro equivalente al efectivo, en los periodos con los cuales se relacionan.

Las entidades que aplican este marco deberán utilizar como base de medición el costo histórico. Si por alguna razón se debe utilizar otra base de medición incluida en las NIIF o en las NIIF para pymes, la entidad deberá cumplir con todos los requerimientos que implique la base utilizada.

Características cualitativas de la información en los estados financieros

Objetivos de los estados financieros: suministrar información sobre los resultados y la situación financiera de la microempresa, que sea útil para la toma de decisiones de los usuarios, que para el caso de las entidades del grupo 3 son principalmente sus propietarios y directores, las entidades financieras, el gobierno nacional, entre otros. Igualmente, los estados financieros permiten dar cuenta de la gestión de la administración.

Reconocimiento de activos, pasivos, ingresos y gastos.

Las partidas que cumplan con la definición de activo, pasivo, ingreso o gasto; serán incorporadas en los estados financieros si además cumplen con los siguientes requisitos:

  • Es probable que cualquier beneficio económico futuro asociado con la partida entre o salga de la microempresa.La evaluación sobre el grado de incertidumbre respecto a los beneficios económicos futuros se realiza sobre la evidencia obtenida de las condiciones de la entidad en el final del periodo sobre el que se informa, que esté disponible en el momento de la preparación de estados financieros. Estas evaluaciones se realizan sobre partidas individuales significativas o sobre un grupo de partidas no significativas.
  • La partida tiene un costo o valor que pueda ser medido con fiabilidad.Cuando el valor no es conocido, se deben realizar estimaciones razonables. Si la partida no permite que se establezca una medición razonable, esta no será incluida en los estados financieros.

Presentación de estados financieros

Los estados financieros deben presentar razonablemente las operaciones y resultados de una microempresa. Esto se logra mediante una representación fiel de los efectos de las transacciones y otros sucesos, basados en los criterios de reconocimiento de activos, pasivos, ingresos y gastos.

Las microempresas deberán presentar el siguiente conjunto de estados financieros:

Las microempresas podrán elaborar cualquier otro estado financiero que consideren pertinente para una mejor comprensión de su situación financiera o de sus operaciones.

Ver: Anexo 3 DUR 2420 de 2015

Ver: Directrices para la contabilidad e información financiera de las pequeñas y medianas empresas orientación de nivel 3