Gracias a la autonomía territorial, en Colombia contamos con impuestos que se administran localmente en cada distrito o municipio. Hoy ContArte te enseña cuales son estos impuestos y sus tipos.

Por: Juan David Hernández, asistente de investigación contable del INCP.

En Colombia existe una descentralización fiscal que está sustentada en el Artículo 287 de la Constitución Política, el cual señala que las entidades territoriales (departamentos, municipios y distritos) tendrán derecho a gobernarse por autoridades propias, ejercer las competencias normativas que le correspondan, administrar los recursos y establecer los tributos necesarios para el cumplimiento de sus funciones.

En este sentido, se hace necesario realizar una aclaración sobre qué son y cómo se conforman los tributos, ya que sus distintos tipos suelen confundirse o generalizarse bajo la figura de impuestos, por tratarse en esencia de una transferencia de recursos “obligatoria” al Estado.

Tributo

Un tributo es el aporte que todos los contribuyentes deben realizar y transferir al Estado, el cual los recauda directamente o a través de un tercero. Este aporte es un deber constitucional que se consagra en el Artículo 95, numeral 9, el cual expresa:

Artículo 95. Son deberes de la persona y del ciudadano:

  1. Contribuir al financiamiento de los gastos e inversiones del Estado dentro de conceptos de justicia y equidad.

Los tributos se dividen en tres tipos o categorías: impuestos, tasas y contribuciones. Normalmente, gran parte de los contribuyentes asocian las dos últimas categorías a la primera considerando, equivocadamente, que todos los tributos son impuestos o usando un término como sinónimo del otro.

Impuesto: un impuesto es un aporte monetario que recibe el Estado por parte de los contribuyentes, por el cual no está obligado a realizar contraprestación alguna, al menos no directamente. La finalidad de los impuestos es financiar los proyectos de inversión pública con los que el Estado eventualmente retribuirá al contribuyente a través de obras de interés colectivo y programas de beneficios sociales.

Tasas: Son aportes voluntarios que un ciudadano paga al Estado por la prestación de un servicio o el derecho de uso de un bien. Las tasas a diferencia de los impuestos, implican una contraprestación directa del Estado. Se dice que son voluntarias gracias a que el pagarlas o no, depende de una decisión libre del ciudadano. Un claro ejemplo de este tipo de tributo son los peajes, ya que es decisión “voluntaria” de una persona, el transitar por una carretera específica, y el aporte que realiza es el “pago” por el uso de la carretera y su mantenimiento.

Contribuciones: Este tipo de tributo se genera cuando a raíz de una obra realizada en pro del interés colectivo, se obtiene un beneficio individual. Es obligatorio pero no con el mismo grado que los impuestos. Un ejemplo de este tipo de tributo son las contribuciones por valorización, donde un predio privado adquiere un mayor avaluó catastral a raíz de la realización de una obra publica cercana.

Una vez comprendido el significado de tributo y sus diferentes tipos, podemos analizar los tributos que las entidades territoriales gestionan, y que generalmente varían de acuerdo con cada región del país. A continuación nos centraremos en describir, los principales impuestos, tasas y contribuciones que se pagan en el distrito capital y otros distritos del país.

Impuesto de Industria y Comercio – ICA

Este impuesto se genera por realizar actividades industriales, comerciales o de servicios directa o indirectamente, en un municipio o distrito determinado. Su finalidad es atender las necesidades de la comunidad del respectivo distrito o municipio. Son responsables de este impuesto todos los que realicen las actividades mencionadas, independientemente de si cuentan o no con un establecimiento de comercio.

Impuesto Predial

Es un impuesto que grava los bienes inmuebles que se encuentran ubicados en un municipio o distrito. El impuesto predial recae sobre los propietarios, poseedores o quienes  disfruten de los beneficios del inmueble. Este debe ser pagado una vez al año por el valor que el avalúo catastral determine.

Vehículos

Este impuesto recae directamente sobre la propiedad o posesión de vehículos automotores que se encuentren gravados y registrados en el distrito capital. Dicho impuesto debe ser pagado anualmente por los propietarios o poseedores de dichos vehículos incluyendo los de servicio público.

Participación por plusvalía

Es un tipo de contribución en la cual se grava un aumento de valor sobre los predios de los ciudadanos. Este aumento de valor se deriva de las acciones de las entidades públicas, en lo referente al uso del suelo y del espacio aéreo urbano. En otras palabras al ser una contribución, implica que el contribuyente se está beneficiando en alguna medida de una obra de interés público, en este caso del desarrollo urbanístico de la ciudad, que por cómo fue dispuesto, beneficiará su predio; al rodearlo de una zona comercial, parques, vías, etc. Esto genera que la propiedad incremente su valor por encontrarse en un lugar más atractivo para vivir, generando así la obligación de contribuir económicamente al distrito.

El hecho generador de este impuesto se constituye en los siguientes casos:

Contribución por valorización

Es un tipo especial de contribución, en el cual se grava el beneficio directo que obtiene un contribuyente, por el desarrollo de una obra o servicio realizado por una entidad pública.

Esta contribución puede denominarse como una “imposición de finalidad”, ya que el recaudo del aporte de los contribuyentes, se hace para un propósito propio de la esencia de la contribución. Es decir, el dinero recaudado mediante esta figura es cobrado al contribuyente por el beneficio directo que tiene tras la construcción de una obra pública que incrementará el valor de su casa, y este dinero se recauda con la intención de financiar la construcción de dicha obra. Es por este motivo que generalmente el cobro de esta contribución, se empieza a realizar antes del inicio de la obra o durante su construcción.