Conoce una manera sencilla de realizar la valoración de proyectos en las organizaciones, cálculo, utilidad e importancia. 

Para crecer, las empresas requieren emprender diferentes proyectos que apoyen su planeación táctica y estratégica. Por ello, la administración debe tomar decisiones respecto a los desembolsos de capital relacionados con los diferentes proyectos que se demandan. Dicha resolución, parte de las necesidades particulares de las organizaciones y debe estar alineada con su plan a corto y largo plazo.

 

Por Johana Cano, Asistente de investigación del INCP.

Según lo planteado en el libro de presupuestos escrito por Welsch, Hilton, Gordon y Rivera, para hacer un análisis de la conveniencia de las diferentes propuestas, la administración debe concentrarse en dos factores: las decisiones de inversión y las de financiamiento. El primero está relacionado con determinar el valor económico, es decir, poder establecer el valor de la inversión y, con base en ello, seleccionar la mejor opción. El siguiente tiene que ver con definir el costo de la financiación de las fuentes requeridas para poder respaldar la opción elegida.

Asimismo, los autores señalan que los desembolsos de capital normalmente se asocian a dos clases de activos: depreciables y no depreciables. Cada uno de ellos conlleva rendimientos totales esperados en efectivo distintos. Mientras para los activos depreciables comprende la recuperación del costo de la inversión más los intereses (dado el valor al final de su vida útil), para los activos no depreciables solo se tiene en cuenta el costo de los intereses, ya que al final del periodo conservará integro su valor. Adicionalmente, agregan que es muy importante que la evaluación objetiva del valor de la inversión incluya un método para planificar el financiamiento de los desembolsos de capital.

¿Cómo medir el valor de una inversión? 

Existen diversas metodologías para medir el valor económico de una inversión. A continuación, te mostraremos una forma sencilla con la que puedes determinar la viabilidad de un proyecto:

En primer lugar debemos definir:

Tasa interna de retorno (TIR): Herramienta para el análisis de rentabilidad del flujo de fondos, que se define como la tasa de descuento de los flujos en la que el valor presente neto se hace igual a cero. “Corresponde a la rentabilidad que obtendría un inversionista de mantener el instrumento financiero hasta su extinción, bajo el supuesto que reinvierte los flujos de ingresos a la misma tasa”, según la SuperFinanciera.

El objetivo, al calcular la TIR, es compararla con otra tasa denominada tasa interna de oportunidad (TIO); la cual representa el rendimiento mínimo que se exige del proyecto. Cuando la TIR es inferior a la TIO se puede concluir que el proyecto no es viable, ya que se estima que el rendimiento es inferior al mínimo esperado.

Vamos a suponer que una empresa requiere, para su operación, comprar una máquina por valor de $80 millones. Este activo es depreciable a 20 años por el método de línea recta, además, la tasa impositiva aplicada en la actualidad es 30%.

Valor de la Máquina $80.000.000
Depreciación 20 años
Valoración del proyecto 10 años
Tasa impositiva 30%
TIO Tasa de oportunidad 10%
TIR ?

La empresa presenta las siguientes proyecciones a 10 años, teniendo en cuenta una tasa de crecimiento del precio y la cantidad que determinan los ingresos:

Tasa de crecimiento  
Cantidad 7%
Precio 5%

 Una vez proyectados los flujos futuros de efectivo, para los 10 años que se estima durará el proyecto, debemos descontarlos trayéndolos a valor presente utilizando la TIO. Para ello puedes utilizar la siguiente formula en Excel:

+VNA (TIO; Flujos futuros de efectivo)= Valor presente de los flujos futuros

Con este resultado, y teniendo en cuenta el valor de la máquina, podemos calcular el valor neto del proyecto:

Flujos futuros a valor presente  $166.206.306
Valor de la máquina ($80.000.000) MENOS
Valor Neto del proyecto     $86.206.306 = IGUAL

Como el resultado obtenido es positivo, podemos concluir que el proyecto generará una mayor rentabilidad que la producida por TIO y por tanto es viable.

A continuación calculamos la tasa interna de retorno TIR con la siguiente formula:

+TIR (-Valor de la máquina: Flujos futuros de efectivo)= Tasa interna de retorno

TIR 30%
TIO 10%

El valor obtenido de la TIR es de 30% es superior a la TIO. Lo cual nos indica que el rendimiento que se logrará con el proyecto es superior a la tasa mínima a la cual la organización está dispuesta a invertir; lo que confirma la factibilidad de realizar esta inversión.