En este artículo conocerás los aspectos generales de la Norma Internacional de Servicios Relacionados 4410 (NISR 4410) – Encargos de compilación.

Por: Sonia Victoria Rojas, asistente de investigación del INCP

La Norma Internacional de Servicios Relacionados 4410 (NISR 4410) es un estándar de aceptación internacional emitido por el Consejo de Normas Internacionales de Auditoría y Aseguramiento (IAASB, por sus siglas en inglés), el cual establece las responsabilidades del profesional ejerciente cuando se le contrata para facilitar a la dirección la preparación y presentación de información financiera histórica sin obtener seguridad alguna sobre dicha información.

Alcance

Este estándar es aplicable a los encargos de compilación de información financiera histórica, aunque puede ser igualmente usado para encargos de compilación de información prospectiva (proyecciones, presupuestos, estadísticas y pronósticos) y para encargos de compilación de información no financiera.

Encargo de compilación y objetivos del profesional ejerciente

Un encargo de compilación es un encargo en el que el profesional ejerciente aplica conocimientos especializados de contabilidad y preparación de información financiera para facilitar a la dirección la preparación y presentación de información financiera de una entidad de conformidad con un marco de información financiera aplicable.

El profesional ejerciente que realiza un encargo de compilación debe emitir un informe final de compilación de conformidad con los requerimientos de esta NISR. En este, debe explicar que un encargo de compilación no es un encargo de aseguramiento y por ello no tiene la obligación de verificar la exactitud numérica o integridad de la información que le ha proporcionado la dirección para la compilación, y que tampoco expresará una opinión o una conclusión sobre dicha información. La dirección, por su parte, sigue siendo responsable de la información financiera y de la base sobre la que esta se prepara y presenta.

Vigencia y aplicabilidad

A nivel internacional, la NISR 4410 es aplicable a los informes sobre encargos de compilación a partir del 1 de julio de 2013. En Colombia, esta norma es aplicable según lo establecido en el Decreto 0302 de 2015 y el Anexo 4 del Decreto Único Reglamentario (DUR) 2420 de 2015, a partir del 1 de enero de 2016.

Responsabilidades del profesional ejerciente

Según la NISR 4410, en un encargo de compilación el profesional ejerciente debe usar su pericia profesional y seguir los requerimientos establecidos en el Código Internacional de Ética para Contadores emitido por el Consejo de Normas Internacionales de Ética para Contadores (IESBA, por sus siglas en inglés). Especialmente, en lo respectivo al principio de integridad, según el cual, el profesional no debe asociarse con informes, declaraciones, comunicaciones u otra información cuando estime que dicha información contiene: una declaración materialmente falsa o que induce a error, declaraciones o información proporcionada de forma irresponsable o si detecta una omisión de información que podría inducir a error.

Asimismo, si una firma profesional es quien realiza el encargo de compilación, esta será responsable de los sistemas, las políticas, y los procedimientos de control de calidad. Lo anterior, partiendo de la premisa de que la firma está sujeta a la Norma Internacional de Control de Calidad 1 (NICC 1) – Control de Calidad para Pequeñas y Medianas Firmas de Auditoría, la cual fue sustituida recientemente por la Norma Internacional de Gestión de la Calidad 1 (NIGC 1) – Gestión de la calidad en las firmas de auditoría que realizan auditorías o revisiones de estados financieros, así como otros encargos que proporcionan un grado de seguridad o servicios relacionados.

Usos de los encargos de compilación

Según la Federación Internacional de Contadores (IFAC, por sus siglas en inglés), los siguientes son algunos de los usos de un encargo de compilación:

  • Compilación de estados financieros para usuarios que no requieren aseguramiento alguno sobre estos.
  • Compilación de estados financieros para propósitos internos, donde la información no sea destinada a usuarios externos como prestamistas, aseguradores, clientes, entre otros.
  • Compilación de estados financieros para uso de otros encargos como la planeación financiera o fiscal.
  • Para propósitos de transacción, por ejemplo, cuando la compilación de estados financieros es el soporte de cambios en la propiedad (fusiones o adquisiciones).
  • Compilación de estados financieros intermedios sujetos a un encargo de revisión o auditoria.

Beneficios de los encargos de compilación

Segúnla IFAC, los siguientes son algunos beneficios de los encargos de compilación:

  • Rentabilidad: cuando no se requiere ningún grado de aseguramiento sobre los estados financieros de la entidad se ahorraría tiempo y dinero con los encargos de compilación, los cuales, dependiendo de las circunstancias individuales de los clientes, pueden implicar considerablemente menos trabajo que una revisión y, sustancialmente, menos trabajo que una auditoría.
  • Enfoque y flexibilidad: una compilación se basa en la pericia del profesional en términos de información contable y financiera, así, el cliente se beneficia del cumplimiento profesional de las normas y los requerimientos de ética. Esto, combinado con el hecho de que el profesional ejerciente es independiente de la organización, ofrece a los clientes una opción atractiva y rentable.