Conoce las normas internacionales de educación que rigen a los contadores públicos y aspirantes para su desarrollo inicial y continuo, así como los requerimientos de competencia profesional para los auditores.

Por Johana Cano Hoyos, Asistente de Investigación INCP

El Consejo de Normas de Educación (IAESB, por sus siglas en inglés, y que hace parte de la IFAC), tiene como objetivo servir al interés público estableciendo estándares de educación de alta calidad para profesionales de contabilidad, para facilitar la convergencia de la educación internacional. Este organismo independiente establece normas para la educación, materiales de apoyo y guías de aplicación al servicio de los miembros de la IFAC y demás interesados: universidades, reguladores, autoridades gubernamentales, contadores, aspirantes,  entre otros.

Es por ello que el IAESB, conforme con su propósito de fortalecer los estándares educativos, ha elaborado un “Manual de pronunciamientos de educación internacional” que aborda temas relacionados con la calificación, la formación de contadores profesionales y el desarrollo profesional continúo. Actualmente, este documento se encuentra en proceso de revisión con el fin de mejorar la coherencia, claridad y  precisión dentro del cuerpo de la IES (Norma Internacional de Educación, por sus siglas en inglés) para el marco vigente.

Un IES establece normas generalmente aceptadas, denominadas como “buenas prácticas” y estándares de referencia que se espera sean seguidos por los miembros de IFAC. Así mismo, orienta sobre temas, métodos y técnicas dirigidos a los programas de formación y desarrollo, a fin de obtener reconocimiento, aceptación y aplicación internacional, sin imponerse sobre las normas obligatorias de cada jurisdicción.

Estas normas internacionales de educación van de la IES 1 a la IES 8 y abordan diferentes aspectos relacionados con los requisitos de ingreso al programa profesional de contabilidad (IES 1), desarrollo profesional inicial o requisitos de entrada a la profesión (IES 2 – IES 6), desarrollo profesional continuo (IES 7) y la competencia profesional para el socio responsable del compromiso en la auditoría de estados financieros (IES 8).

La IES señala que los contadores profesionales se desenvuelven en diferentes áreas en la prestación de servicios contables, pero que es improbable que dominen todos los campos de la profesión

Es importante entender los diferentes términos asociados a los conceptos de formación y desarrollo. Por un lado, ‘desarrollo’ debe ser entendido en dos sentidos: como un proceso que significa “llevar hacía” y también como un resultado de “llegar a”. Como un proceso se refiere a la adquisición o aumento de las capacidades que contribuyen a la competencia a la que se puede llegar a través del aprendizaje. Por su parte, ese aprendizaje puede ser sistemático y formal (es decir: formación) o no sistemático e informal.

Sin embargo, hay otros procesos de aprendizaje que aunque no tienen una estructura formal son valiosos y parte de ellos pueden ser la experiencia, observación, reflexión y todas aquellas que contribuyan al desarrollo de las capacidades. De esta manera, la formación comprende una parte del proceso de desarrollo que se refiere a la capacitación o al cómo el individuo realiza su trabajo dentro o fuera de él. En conclusión, cuando se hable de formación, esta debe ser entendida como “el proceso principal” y desarrollo como “el resultado”.

De otro lado, existen dos conceptos vitales para comprender los IES: capacidad y competencia. La capacidad según la norma son “los conocimientos, habilidades, los valores, ética y actitud profesionales requeridos para demostrar competencia. Las capacidades “son atributos adquiridos por los individuos que les permiten desempeñar su papel”. La competencia “significa poder ejecutar un trabajo cumpliendo con un determinado estándar en entornos profesionales reales. Se refiere también al conjunto de acciones que los individuos emprenden para determinar si pueden cumplir con sus responsabilidades en un determinado estándar de calidad”. Ambas definiciones son de la normas.

Requisitos de ingreso al programa profesional de contabilidad IES 1

Esta IES establece los requisitos para el ingreso a los programas de formación profesional, de experiencia práctica y de evaluación del perfil de los aspirantes al momento de ingreso. En la IES 1 se indica que los programas para los contadores deben estar diseñados para desarrollar una adecuada competencia al final del desarrollo profesional inicial (DPI) y que puede consistir en educación formal a través de programas ofrecidos por universidades, otros proveedores de educación superior u organismos miembros de IFAC. Así mismo, estos programas deben contar con unos requisitos idóneos de entrada, los cuales deben reunir condiciones equivalentes a los exigidos por las universidades reconocidas de nivel superior de manera que se ajuste al programa global de formación profesional. Es deseable que el nivel de los aspirantes sea similar y suficientemente alto para garantizar las posibilidades de éxito.

Requisitos de desarrollo profesional inicial o requisitos de entrada a la profesión IES 2 – IES 6

La IES 2 trata el contenido de los programas de formación en contaduría pública que un aspirante debe saber para convertirse en profesional, de manera que se garantice un amplio y avanzado conocimiento que lo hace competente. Según esta IES, los programas profesionales para contadores deben abarcar tres componentes  principales: a) contaduría, finanzas y conocimientos relacionados; b) conocimiento organizacional y de negocios; y c) conocimiento de tecnología de la información y competencias.

Tal como lo indica el estándar de educación 2, cada componente debe incluir los siguientes temas:

Contaduría, finanzas y conocimientos relacionados

(a) contaduría financiera y presentación de informes;

(b) contaduría gerencial y control de gestión;

(c) tributación;

(d) derecho mercantil y societario;

(e) auditoría y aseguramiento;

(f) finanzas y administración financiera;

(g) valores y ética profesionales.

Conocimiento organizacional y de negocios

(a) economía;

(b) entorno de los negocios;

(c) gobernanza corporativa;

(d) ética de la empresa;

(e) mercados financieros;

(f) métodos cuantitativos;

(g) comportamiento organizacional;

(h) administración y la toma de decisiones estratégicas;

(i) mercadeo y

(j) negocios internacionales y la globalización.

Conocimiento de tecnología de la información y competencias.

(a) conocimiento general de la tecnología de la información;

(b) conocimiento del control de la tecnología de la información;

(c) competencias del control de la tecnología de la información;

(d) competencias del usuario de la tecnología de la información; y

(e) una o una mezcla de las competencias correspondientes a las funciones gerenciales, de evaluación y de diseño de los sistemas de información.

Por su parte la IES 3 establece las habilidades que deben ser adquiridas por los aspirantes a contadores profesionales, las cuales pueden ser adquiridas de diversas maneras y en diferentes contextos en el desarrollo de las mismas.

La IES agrupa estas habilidades en cinco categorías principales:

La IES 4 determina los valores, ética y actitud profesional que IFAC, a través de su consejo de ética IESBA, ha establecido en su Código de ética, el cual los contadores públicos profesionales tienen el compromiso de cumplir.

Estos conceptos pueden son explicados de la siguiente manera en las IES : “Los valores, ética y actitud profesionales incluyen un compromiso con la competencia técnica, el comportamiento ético (por ejemplo, independencia, objetividad, confidencialidad e integridad), la manera profesional de comportarse (por ejemplo, la debida atención, puntualidad, cortesía, el respeto, responsabilidad y confiabilidad), la búsqueda de la excelencia (por ejemplo, el compromiso para el mejoramiento continuo y el aprendizaje permanente) y la responsabilidad social (por ejemplo, conciencia y consideración del interés público)”.

Luego, la IES 5 establece la experiencia práctica que debe hacer parte de la formación profesional del contador público, la cual debe ser lo suficientemente larga e intensa para que los futuros contadores demuestren que han adquirido los conocimientos, habilidades, valores, ética y actitud profesional de manera que puedan ejercer su trabajo con competencia profesional. Según lo establecido en la norma, el periodo de experiencia práctica debe ser de al menos tres años. Además, este estándar indica que dicho proceso debe ser supervisado adecuadamente a fin de acreditar que la experiencia práctica adquirida es aceptable.

Por último, la IES 6 establece los requisitos para realizar la evaluación de la capacidad y competencia. La capacidad comprende: el conocimiento, las habilidades, los valores, ética y actitud profesionales, producto del proceso de formación y la demostración de ellas. Todo esto permite al contador profesional desempeñarse con competencia. Es por ello que tanto la capacidad como la competencia deben ser evaluadas formalmente para obtener la calificación para el ejercicio de la profesión.

Requisitos de desarrollo profesional continúo IES 7

El desarrollo profesional continuo se entiende como actividades de aprendizaje para los contadores profesionales que les permiten mantener su competencia profesional. La IES 7 dicta a los organismos miembros de IFAC que implementen el compromiso de aprendizaje permanente como requisito de permanencia y que éste debe ser promovido entre los contadores profesionales facilitando el acceso y los recursos de DPC, de tal manera que se desarrollen y se mantengan las competencias necesarias. Para el contador público es una obligación mantener su conocimiento y habilidad en un nivel adecuado de tal manera que le permita desempeñar su labor según los principios de competencia profesional y debido cuidado.

 

Requisitos de competencia que deben reunir los auditores profesionales IES 8

Esta norma internacional establece los requisitos mínimos de competencia  y de conocimientos profesionales, habilidades profesionales, valores, ética y actitud profesionales que requiere un auditor profesional antes a desempeñarse como tal.

La IES señala que los contadores profesionales se desenvuelven en diferentes áreas en la prestación de servicios contables, pero que es improbable que dominen todos los campos de la profesión. Es por ello, que la auditoría requiere una serie de conocimientos y habilidades que van más allá y pueden requerir una especialización. El siguiente cuadro sirve de ejemplo para mostrar los diferentes requerimientos que les son exigidos a los auditores profesionales (da clic sobre cada imagen para verla de manera detallada):