La revisoría fiscal, como órgano social de fiscalización, es parte integral de las labores de aseguramiento de la información y de la gestión de calidad. Conoce hoy en ContArte las principales características, responsabilidades y requerimientos de la revisoría fiscal.

Por: Juan David Hernández, asistente de investigación técnica del INCP

La revisoría fiscal en Colombia es un órgano social de fiscalización que, bajo la responsabilidad y dirección del revisor fiscal, el cual conforme a las normas de auditoría generalmente aceptadas y actuando en pro del interés de la comunidad, debe dictaminar los estados financieros, verificar el cumplimiento de la normatividad aplicable y revisar o evaluar los componentes del control interno de la entidad. Procesos que deben ser realizados de forma oportuna e independiente, siguiendo los términos establecidos por la ley, los estatutos y otros pronunciamientos profesionales.

La revisoría fiscal, más allá de ser una mera institución de fiscalización en el interior de las sociedades, es un organismo de revisión integral de carácter general sobre las actividades de la entidad, cumpliendo así (pero no exclusivamente) con labores de auditoría de cumplimento, financiera y de control interno de la sociedad; labores sobre las cuales debe emitir un informe de juicio profesional basado en la evidencia y los hallazgos encontrados y rendir cuentas a las autoridades pertinentes.

Objetivos

El artículo 207 del Código de Comercio define como objetivos de una revisoría fiscal, el examinar la información financiera del ente a fin de expresar una opinión profesional independiente sobre los estados financieros y el evaluar, y supervisar los sistemas de control con el propósito que éstos permitan:

  • Cumplir con la normatividad del ente.
  • Un normal funcionamiento de las operaciones sociales.
  • Proteger los bienes y valores de propiedad de la sociedad y los que bajo cualquier título estén a su custodia.
  • Un sistema contable que mantenga la regularidad.
  • Un cumplimiento eficiente del objeto social.
  • Emitir oportuna y adecuadamente certificaciones e informes.
  • Informes confiables, particularmente los que se suministran a los organismos encargados del control y vigilancia del ente.

El revisor fiscal

Es un profesional contable, que está en capacidad de asegurar la razonabilidad del conjunto de estados financieros, validar los informes que se dirijan a entidades de fiscalización gubernamentales y emitir juicio sobre los actos de la administración de una entidad, y la calidad de su control interno.

El Código de Comercio en sus artículos 205 y 215 indican las siguientes condiciones para ejercer el cargo de revisor fiscal:

* Parentesco dentro del cuarto grado de consanguinidad, primero civil o segundo de afinidad.

Fuente: Elaboración propia

La elección del revisor fiscal según lo dispuesto por el artículo 204 del Código de Comercio debe realizarlo, por mayoría absoluta, la asamblea de accionistas, la junta de socios, los comanditarios, para el caso de las comanditarias por acciones,  o el órgano competente de acuerdo con los estatutos de la sociedad.

Cuando en la sociedad se cuente con junta directiva, el revisor fiscal podrá ejercer su cargo durante el mismo periodo de la junta, la cual podrá removerlo del cargo en cualquier momento con una votación de la mitad más uno de los presentes en la deliberación.

¿Quiénes están obligados a tener revisor fiscal?

Al estar catalogada como órgano de control y vigilancia, se obliga a algunas entidades que cumplen una serie de requisitos a contar con la presencia de un revisor fiscal.

De conformidad con el 2 parágrafo  del artículo 13 de la Ley 43 de 1990, deberán tener revisor fiscal todas las sociedades comerciales de cualquier naturaleza que cumplan alguna de las siguientes condiciones:

El Código de Comercio en su artículo 203 establece que deben tener revisor fiscal las siguientes sociedades:

Funciones del revisor fiscal

Las funciones del revisor fiscal suelen asimilarse a las de un auditor independiente, sin embargo el desarrollo de dichas funciones (aunque relacionadas con la auditoría financiera, de cumplimiento y de control interno) va más allá, realizando una revisión integral de estos tres aspectos enfocándose en la labor de aseguramiento y calidad de la información.

Estas funciones están contempladas principalmente en la Ley 43 de 1990 y en los artículos 207 al 209 del Código de Comercio, de la siguiente manera:

Informes del revisor fiscal

El revisor fiscal debe emitir 2 tipos de informe como producto de su labor: el Informe del          revisor fiscal sobre balances generales e Informe del revisor fiscal presentado a la asamblea o junta de socios.

En el primero, el revisor debe expresar:

  • Si ha obtenido la información necesaria para cumplir con sus funciones.
  • Si para efectos de la revisión se han seguido los procedimientos adecuados, según la técnica de interventoría de cuentas.
  • Su concepto acerca de si la contabilidad de la sociedad se lleva de acuerdo a las normas legales y a la técnica contable, y si las operaciones registradas corresponden a las decisiones de la junta y a los estatutos.
  • Si los estados financieros de la sociedad han sido preparados de acuerdo con las normas de contabilidad generalmente aceptadas y si estos reflejan fielmente la realidad económica de los periodos sobre los que informan.

Por su parte en el segundo informe, se debe expresar:

  • Si los actos de la administración de la sociedad se acoplan a los estatutos o a las decisiones de la asamblea, o junta de socios.
  • Si la correspondencia, los comprobantes y los libros de actas de la sociedad se llevan y conservan adecuadamente.
  • Si existen las medidas de control interno adecuadas para la conservación de los bienes de la sociedad y los que esta tenga bajo su cargo.

El revisor fiscal aplicará la Norma Internacional de Encargos de Aseguramiento – ISAE 3000,  para el desarrollo de las responsabilidades relacionadas con la evaluación del cumplimiento de las disposiciones estatutarias y de la asamblea o junta de socios, y con la evaluación del control interno.