La situación actual que enfrenta el mundo ha obligado a las empresas a virtualizar muchos de sus procesos, como la selección del personal. Hoy en ContArte traemos para ti algunos consejos que te serán de utilidad para tus entrevistas de trabajo en estas nuevas condiciones.

Por Juan David Hernández, asistente de investigación técnica del INCP

Si bien la tendencia de digitalizar algunos de los procesos de las empresas se ha mantenido a un ritmo creciente, casi simultáneo a los desarrollos tecnológicos, la situación originada por la pandemia del covid-19, que ha llevado a la mayoría de las entidades del sector servicios a trabajar desde casa por tiempo indefinido, ha acelerado esta tendencia.

Uno de los procesos que se ha visto más impactado por esta situación, es el de la gestión de recursos humanos, y dentro de este, las actividades relacionadas con la selección de personal, como las entrevistas de trabajo.

Para una organización, poder conocer de primera a mano a sus posibles colaboradores es fundamental, los empleadores hacen uso de las entrevistas presenciales para hacer todo tipo de evaluaciones no solo respecto a los conocimientos y la expresión oral de sus candidatos, sino para dar cuenta de otros factores como la presentación personal y las reacciones y expresiones físicas de las personas antes situaciones de presión.

Si se cambia el factor de la presencialidad se hace necesario que tanto empleadores como candidatos consideren algunos elementos adicionales en su preparación de la entrevista de trabajo, más aún si se considera que los retos que esta situación ha traído pueden ser tomados como oportunidad de crecimiento y transformación para el futuro, lo cual hace posible que de ahora en adelante muchas organizaciones opten por un modelo de trabajo que se desarrolla casi por completo de modo remoto.

Entonces, si buscas trabajo actualmente, ¿qué recomendaciones debes tener en cuenta en tus entrevistas virtuales? A continuación, te presentamos algunos de los consejos que debes tener presentes para prepararlas:

1. Investigación previa: al igual que en las entrevistas presenciales, es necesario tomarse el tiempo para buscar información sobre la empresa a la cual nos estamos presentando y, de ser posible, si se conoce el nombre de la persona que llevará a cabo la entrevista, investigar el perfil de esta para contextualizar el panorama en el que se desarrollará la conversación. En ocasiones, las organizaciones −como política de transparencia− suelen dedicar espacios en sus sitios webs para dar a conocer los perfiles de sus colaboradores, en especial aquellos de la parte directiva.

Por otra parte, se deben conocer bien las funciones del cargo al que se está aplicando, comprender la manera en que funciona el mercado en el que la entidad desarrolla su actividad y analizar los competidores de la misma con el fin de identificar aquello que se espera del candidato y cómo aportar a un mejor desempeño de la compañía.        

2 . ¡Pregunta!: es esencial mostrar interés al entrevistador, no solo de los aspectos específicos de las funciones o de la remuneración que tendrá el cargo, sino también sobre aspectos propios del negocio de la compañía. Demostrar que se ha obtenido un conocimiento de la entidad (paso 1) debe verse reflejado en la curiosidad que se le demuestre a quien conduce la entrevista; por lo tanto, es importante preparar con antelación una serie de preguntas que desees realizar. Es recomendable que al finalizar la entrevista se cuestione sobre los pasos a seguir en el proceso, demostrar que realmente se está interesado en el cargo llamará la atención del entrevistador.  

3. Escoge el lugar adecuado: como la entrevista se realizará a través de una conexión web, es necesario elegir un lugar en tu casa que esté a la altura de las circunstancias:   

a. Procura que sea lo más tranquilo posible, en el que se filtre la menor cantidad de ruidos del exterior.        

b. Debe ser un lugar que garantice una iluminación correcta, ubícate de frente a la fuente de luz, ya sea natural o artificial para que se ilumine tu rostro y no el fondo de la habitación.   

c. Busca un fondo adecuado, es mejor que no se perciban situaciones normales del hogar que puedan llevar a que el entrevistador piense que no eres ordenado, un cuarto de estudio o biblioteca son ideales; sin embargo, si no cuentas con un espacio óptimo, puedes ubicarte ante una pared de un color sólido.   

4. Cuida la conexión: lograr que la conversación se mantenga fluida o ininterrumpida por problemas de conexión no es un factor que se pueda controlar totalmente, pero al menos debes tomar las precauciones necesarias para lograrlo:  

a. Conéctate a través de un cable LAN, las conexiones WiFi pueden ser más lentas según la cantidad de personas que se estén conectando a la red en ese momento o según la distancia a la que te encuentres del módem.    

b. En el momento de la entrevista, procura cerrar las pestañas y aplicaciones innecesarias del navegador web, esto incluye verificar qué aplicaciones está ejecutando tu equipo en segundo plano, pues estas consumen no solo Internet, sino también uso de la CPU, lo que puede hacer que el programa de la conexión funcione más lento. Para cerrarlos solo debes oprimir las teclas “CTRL” + “ALT” + “SUPR” (Windows) o “CMD” + “ALT” + “ESC” (macOS); esta acción abrirá el administrador de tareas o monitor de actividad conforme al sistema operativo que manejes. Allí podrás finalizar las tareas que no necesitas ejecutar durante el momento de la entrevista.      

c. Comprueba que el micrófono y la cámara funcionen correctamente. Antes de iniciar la entrevista conéctate con alguien para que te ayude a verificar que la imagen y el sonido que recibirá el entrevistador son los adecuados. Si no puedes conectarte con otra persona, puedes realizar algún test de sonido e imagen de los que encuentras en la web.  

d. Si tu equipo es portátil asegúrate de que esté lo suficientemente cargado o preferiblemente mantenlo conectado durante la entrevista, esto puede evitar que se apague repentinamente.     

5. No te olvides de lo básico: las mejoras tecnológicas no hacen que los criterios de evaluación y selección varíen cuando las entrevistas se hacen virtualmente, por lo tanto, hay que tener en cuenta las mismas recomendaciones de presentación personal, respeto y expresión corporal que se tienen para las entrevistas presenciales:

a. Cuida tu presentación personal, vístete formalmente para la ocasión.

b. Mantén tu teléfono celular apagado o en silencio. 

c. Conserva una buena postura, mira directamente a la cámara y no a la pantalla e intenta hablar claramente y gesticular cuando sea necesario, mostrando una actitud segura y tranquila.