Dentro del amplio campo de aplicación de la profesión contable existe un ejercicio fundamental a la hora de encontrar evidencia en la información contable, que permita tener argumentos de defensa en caso de litigios: el Peritaje Contable. Conoce qué es y cómo puedes ejercer esta importante actividad. 

Por: Juan David Hernández, asistente de investigación contable del INCP

El peritaje es una actividad de estudio, realizada por una persona o grupo de personas que poseen gran habilidad, experticia y practicidad en el tema sobre el que se realiza el peritaje, que deben contar con una acreditación certificada de dichas habilidades y conocimientos. El peritaje se realiza con el fin de obtener criterios sólidos y útiles, como evidencia o argumentos, en un proceso legal.

Un peritaje consiste en el análisis y la investigación de pruebas materiales y otra evidencia que se obtiene durante el desarrollo de un proceso penal, cuyos resultados constituyen las conclusiones fundamentales sobre cuestiones que se realizan en la fase preparatoria de un juicio.

Los componentes que se pueden distinguir en un peritaje son:

  • La persona que realiza la investigación.
  • El objeto que se está investigando.
  • El proceso de investigación.
  • La forma del proceso.

En este sentido, el peritaje contable es la actividad pericial que realiza un contador público certificado que cuente con el nivel de conocimiento y experticia en los temas contables objeto de la actividad de estudio.

En un proceso de peritaje contable se deben identificar y revisar objetivamente las pruebas sobre las causas u origen del litigio, y de esta manera poder esclarecer y explicar los hechos a través de los conocimientos y experticia en la materia contable, tributaria o de auditoría, según sea el caso.

El Perito

Un perito es el profesional que cuenta con las condiciones, cualidades y capacidades, tanto técnicas como científicas, para poder emitir un dictamen sobre un tema determinado. Debe ser una persona que, además de contar con las capacidades mencionadas, tenga determinadas condiciones personales y cualidades que lo caractericen, tales como:

  • Independencia
  • Integridad
  • Relacionamiento social.
  • Responsabilidad y puntualidad.

Estas cualidades implican que el perito sea una persona que emite juicios imparciales sobre la tarea encargada, considerando solo aspectos objetivos y no subjetivos sobre el caso.

De igual manera, se espera del perito una actitud de justicia y firmeza sobre los juicios o resoluciones que realice, producto de su actividad, la comunicación asertiva con las personas con las cuales se relaciona en el ejercicio de su labor –mostrando empatía y profesionalismo– y el cumplimiento oportuno y efectivo de su labor.

Un perito contable es un tipo de perito que se enfoca en realizar una labor de investigación con una finalidad judicial. Dentro de dicha investigación se estudian los libros y registros de contabilidad, además de la información de las partes interesadas y de los terceros; todo esto con el fin de aplicar los métodos y procedimientos que le permitan esclarecer los hechos puestos a su consideración.

El papel del perito contable en una empresa cobra relevancia en el momento en el que esta necesita realizar una auditoría contable o consultar el estado de sus cuentas al momento de estructurar la defensa en un litigio.

Para realizar el ejercicio del peritaje contable en Colombia, según lo mencionado por el Consejo Técnico de la Contaduría Pública en el Concepto 467 de 2017, solo se necesita obtener la tarjeta profesional de Contador Público –emitida por la Junta Central de Contadores–. Una vez obtenida la Tarjeta Profesional y aceptado el encargo como perito, el profesional contable deberá acatar los requerimientos y disposiciones del código de ética de la Ley 43 de 1990, particularmente lo dispuesto en su artículo 13, numeral 1 literal c:

Artículo 13. Además de lo exigido por las leyes anteriores se requiere tener la calidad de Contador Público en los siguientes casos: 

  1. Por razones del cargo.
  2. Para actuar como perito en controversias de carácter técnico contable, especialmente en la diligencia sobre la exhibición de libros, juicios de rendición de cuentas, avaluó de intangibles patrimoniales y costo de empresas en marcha. 

Para fines explicativos debe tenerse en cuenta la definición de Contador público que establece el artículo 1 de la ley 43 de 1990. 

Artículo 1. Del Contador Público. Se entiende por Contador Público la persona natural que, mediante la inscripción que acredite su competencia profesional en los términos de la presente Ley, está facultada para dar fe pública de hechos propios del ámbito de su profesión, dictaminar sobre estados financieros, y realizar las demás actividades relacionadas con la ciencia contable en general. 

La relación de dependencia laboral inhabilita al Contador para dar fe pública sobre actos que interesen a su empleador. Esta inhabilidad no aplica a los Revisores Fiscales, ni a los Contadores Públicos que presten sus servicios a sociedades que no estén obligadas, por la ley o por estatutos, a tener Revisor Fiscal. 

Además de los requerimientos de esta ley, el profesional contable que acepte el encargo de perito deberá guiarse por las disposiciones del Anexo 4 del decreto 2420 de 2015.

El ejercicio de un peritaje contable suele hacerse en conjunto con especialistas informáticos que recopilan toda la información contable, ya sea que esta se encuentre visible, oculta o eliminada. Una vez recopilada, esta información se utiliza para organizar la contabilidad de la entidad y evaluarla. Esta información permite al perito establecer los flujos de caja o detectar información contable no declarada.

Además de las mencionadas, las actividades más comunes en un ejercicio de peritaje contable son la valoración de activos y valoración de la empresa; el resumen de las cuentas correspondientes a: activos fijos, intangibles, arrendamientos, activos financieros, inventarios, ganancias y pasivos financieros; la revisión de balances y cuentas anuales; la verificación de estados de patrimonio y los flujos de efectivo.