Con la llegada de la pandemia del covid-19, se modificaron muchas de las prácticas a las que estábamos acostumbrados, una de ellas es cómo consumimos.

Por Érika Gómez López, editora del INCP