Ad portas de su graduación, suelen existir muchas dudas entre los futuros contadores respecto a aquellos requisitos que deben cumplir para ejercer la profesión contable. Conoce los trámites y procedimientos que, de acuerdo a la normatividad vigente, debes llevar a cabo antes ser un “verdadero contador”.

Por Johana Cano Hoyos, asistente de investigación del INCP.

En primer lugar, es importante tener claro que, de acuerdo con la legislación colombiana, un contador público:

Es aquella persona natural que, mediante la inscripción que acredite su competencia profesional en los términos de la presente Ley, está facultada para dar fe pública de hechos propios del ámbito de su profesión, dictaminar  sobre estados  financieros, y  realizar  las demás actividades relacionadas con la ciencia contable en general.

Requisitos en Colombia

Por tanto, los nuevos profesionales deben saber que la ley 43 de 1990, en su artículo 3, estableció que para ser reconocido como contador público y ser inscrito como tal, es necesario ser nacional colombiano en ejercicio de los derechos civiles, o extranjero domiciliado en el país por un periodo no inferior a 3 años, además cumplir con los siguientes requisitos:

  1. Haber obtenido el título de contador público en una universidad colombiana autorizada por el Gobierno para conferir tal título, de acuerdo con las normas reglamentarias de la enseñanza universitaria de la materia; o
  2. haber obtenido el título de contador público, o de una denominación equivalente, expedido por  instituciones extranjeras de países con los cuales Colombia tenga celebrados convenios sobre reciprocidad de títulos– y  refrendado por  el organismo gubernamental autorizado para tal efecto.

Experiencia técnico–contable

Es importante señalar que según el artículo 229 del Decreto ley 019 de 2012, para ejercer una profesión acreditada por el Ministerio de Educación Nacional, “la experiencia profesional se computará a partir de la terminación y aprobación del pensum académico de educación superior”, dicha norma exceptúa únicamente a profesiones relacionadas con el sistema de seguridad social en salud, las cuales se computarán a partir de la inscripción o registro profesional.

Sin embargo, se debe tener en cuenta que esta norma hace referencia a la experiencia profesional para ejercer cargos públicos o privados, y no a la experiencia contable como requisito para la inscripción en el registro nacional, tal y como está señalado en el literal a del artículo 3 de la Ley 43 de 1990, donde se aclara que se deberá: “acreditar experiencia en actividades relacionadas con la ciencia contable en general no inferior a un (1) año, y adquirida en forma simultánea con los  estudios universitarios o posteriores a ellos”.

Es importante, que los postulantes comprendan que tal y como está establecido en la Resolución 013 de 2014 de la Junta Central de Contadores (JCC), las actividades válidas para acreditar el requisito de experiencia debe estar relacionado con la técnica contable entendidas como aquellas que implican “todas aquellas que implican el desarrollo de labores de auxiliar o asistente, como soporte a la organización, revisión y control de contabilidades, manejo de libros de contabilidad, conciliaciones bancarias, así como todas aquellas actividades conexas”. Por tanto, “no serán válidas la práctica empresarial o práctica contable o la investigación contable que haga parte del pensum académico. Además, según el parágrafo 1 del mismo apartado, solo se tendrá en cuenta la experiencia adquirida en el territorio colombiano.

Adicionalmente, la constancia de experiencia técnico – contable aportada deberá estar firmada por el representante legal y certificada por el Contador o el Revisor Fisca. Específicamente deberá contener:

  1. Nombres, apellidos y número de identificación del solicitante.
  2. Fecha de iniciación y terminación (día-mes-año) de las actividades realizadas.
  3. Nombre o descripción del cargo(s) desempeñado y lugar donde se realizaron las actividades.
  4. Modalidad de contratación que exista o existió entre el solicitante y la entidad o persona que certifica.
  5. Tiempo de servicio dedicado a la actividad.
  6. La relación detallada de las actividades técnico-contables desempeñadas.
  7. Lugar y fecha de expedición.

Inscripción y obtención de la Tarjeta profesional

Una vez verificado el cumplimiento de los requerimientos exigidos por la ley, el candidato podrá adelantar los trámites para su inscripción en el registro profesional  y obtener la expedición de la tarjeta profesional.  La solicitud deberá realizarse ante la  Junta Central de Contadores – JCC, como la entidad que ejerce inspección y vigilancia de la profesión de la contaduría pública y que entre sus funciones tiene a su cargo:

  • Efectuar la inscripción de los contadores públicos, suspenderla o cancelarla cuando haya lugar a ello, y llevar a cabo su registro.
  • Expedir la tarjeta profesional de contador público y su reglamentación, además de las certificaciones que correspondan al ámbito de sus competencias institucionales.

Para este propósito, es útil consultar la resolución 973 de 2015 de la Unidad Administrativa Especial de la JCC, que fue modificada por Resolución 1002 de 2017, pues en ella se establecen los requisitos y procedimientos en línea para la inscripción por primera vez, sustitución, modificación, duplicado, expedición o cancelación de tarjeta profesional para los contadores o entidades que presten servicios de la ciencia contable.

Te puede interesar: ¿Sabes pedir tu tarjeta profesional de contador?

Actualización de información registrada

Aunque es poco conocido, según la resolución 973 de 2015, es obligatorio para todos los contadores públicos del país y aquellas entidades que presten servicios propios de la ciencia contables actualizar anualmente, y antes del 1 de marzo, a la Unidad Administrativa Especial JCC la información que reposa en el registro de contadores públicos y personas jurídicas. De no realizarse, los certificados de vigencia de inscripción y de antecedentes disciplinarios contendrán anotación de incumplimiento de la obligación de actualizar sin que ello invalide el registro.

Los datos a reportar, los cuales deben ser reales, fidedignos y actualizados, son:

  1. Nombres y apellidos.
  2. Identificación.
  3. Tarjeta profesional.
  4. Dirección de domicilio comercial.
  5. Dirección de residencia.
  6. Ciudad o departamento.
  7. Teléfono fijo y celular.
  8. Correo electrónico.
  9. Estudios de posgrado.
  10. Cargos o actividades de desarrollo profesional.

El proceso de actualización de datos para persona natural y jurídica puede realizarse en línea, en la página web de la JCC, aquí.