La innovación, en sus diferentes matices, llegó para quedarse, por ser considerada un factor clave en las organizaciones asociado con un mejor desempeño de los negocios a través de la gestión de costos en los procesos. La profesión contable y los individuos deben plantearse retos y estrategias con los cuales logren sostenibilidad dentro de la gestión del cambio.

Por Ángela Chaparro, coordinadora de investigación técnica del INCP

La innovación como estrategia de mejora transversal

En la actualidad, las organizaciones se encuentran en la búsqueda de un mejor desempeño en sus procesos administrativos, de planeación y de toma de decisiones, de modo que esto se vea reflejado en la eficiencia y la efectividad del negocio. Por consiguiente, la gestión de los costos asociados a la cadena de valor tiene mayor significado. Ya no se trata de emplear modelos de análisis clásicos ni de recurrir a las denominadas “economías de escala” para bajar costos con un nivel aceptable de calidad, sino que es preciso poner en práctica los cambios del entorno haciendo uso de las herramientas tecnológicas que faciliten flujos de información, y así lograr un mayor conocimiento de la situación y de los negocios.

Con los cambios en la manera de hacer negocios, la sostenibilidad ha tenido una dinámica que favorece a la innovación. En este momento, los modelos de negocio, además del portafolio, integran soluciones donde se pone a prueba la visión en su dimensión más compleja, esto es, afrontar de manera asertiva el mercado, con los retos de crecimiento y respuesta a la competencia.

Las organizaciones están llamadas a promover el desarrollo de habilidades como liderazgo, pensamiento complejo, inteligencia social y creatividad ya que complementan y potencian la innovación tecnológica permanente, asimismo, crean ambientes amigables para atraer y desarrollar al mejor talento estableciendo una cultura orientada al crecimiento.

En el estudio denominado La fórmula del crecimiento rentable, elaborado por la empresa de consultoría Accenture, las llamadas “empresas de alto crecimiento rentable” (HPGC, por sus siglas en inglés) crecen replicando una fórmula exitosa y comprobada en sus mercados locales. Se enfocan 4.6 veces más en iniciativas de crecimiento de ingresos que en la reducción de costos/rentabilidad, y en realizar movimientos de crecimiento sencillos en los cuales la innovación es un factor para reorganizar los negocios. Esto es ratificado por la 20.ª encuesta anual sobre los CEO, de PwC, denominada Para crecer en un mundo cambiante: Innovación con talento y tecnología, la cual señala que en el escenario global el 79 % de los CEO tiene al crecimiento orgánico como primera opción y la reducción de costos (62 %) como segunda; para el caso colombiano, en los resultados de esta misma encuesta se hallan crecimiento orgánico en el 65 % y reducción de costos en el 63 %, asimismo se plantea como prioritaria la inversión en innovación, producto de la combinación de talento y tecnología.

¿Qué puede resultar innovador para la gestión estratégica de costos?

Uno de los grandes ejes de cambio es el perfeccionamiento a nivel corporativo. Esto requiere romper el paradigma de análisis interno para evolucionar a la comprensión del entorno/sector bajo una perspectiva global, es decir, permite integrar, en el análisis, la composición de las variables de costos con otras herramientas y procesos claves de la operación, tales como la estrategia de negocio, calidad total, preservación y mejora del medio ambiente, y la satisfacción de los clientes basada en la experiencia, e involucra a las tecnologías emergentes data & analytics, inteligencia artificial, información en la nube, drones e internet industrial de las cosas (IIoT), para la operación inteligente de máquinas, computadoras y robots, con el objetivo de optimizar los servicios y la producción, de acuerdo con el comportamiento de los mercados.

¿Qué retos supone para el contador la evolución en los modelos de negocio?

El desarrollo tecnológico incide directamente en el tiempo de dedicación del profesional en las distintas tareas, permitiendo, a su vez, más tiempo para asesorar al cliente y ayudarlo a desarrollar su estrategia.

Será necesario que el contador incremente su entendimiento de los nuevos software de contabilidad y otras aplicaciones de negocios y finanzas. El desarrollo profesional continuo, el escepticismo profesional y la investigación serán componentes necesarios para los auditores, quienes deberán desarrollar habilidades prácticas para usar la tecnología como soporte; con la bondad de poder realizar múltiples auditorías simultáneamente, así como auditar productos financieros más sofisticados al integrar información proveniente de los integrated enterprise resource planning (ERP) y auditar información disponible en la nube –independientemente de la ubicación–. Además de esto, es viable que la información pueda consultarse virtualmente en los teléfonos inteligentes, la comunicación a través del social media y las páginas web adaptadas y accesibles para los clientes, serán fundamentales para la práctica profesional estandarizada.

Que opinan los expertos internacionales

En el documento Competencias de contabilidad de gestión: adecuadas para el propósito en una era digital, Raef Lawson, vicepresidente de Investigación y Política del Instituto de Contadores de Gestión (IMA, por sus siglas en inglés), señala que el papel esencial de los contadores es, y seguirá siendo, la creación de valor. En la Contabilidad, la propuesta de valor se puede definir en términos de formulación y análisis de estrategias, planificación y ejecución. Los gerentes efectivos deben comprender cómo ayudar a formular, analizar y ejecutar estrategias que permitan que sus organizaciones tengan éxito. Los profesionales de finanzas necesitan las habilidades para proporcionar informes mejorados de exposiciones al riesgo, información que conduzca a decisiones sobre incrementar el capital para hacer crecer el negocio de forma rentable, apoyando la creación de valor a largo plazo para su empresa, y la comunicación de las formas en que la contabilidad puede promover el éxito de líderes empresariales.

La creación de valor será el papel esencial de los contadores de gestión; es decir, usar datos para apoyar mejor la toma de decisiones, la formulación y la implementación de la estrategia.

Para explotar la transformación digital y lograr una transición exitosa al rol de creadores de valor, los contadores de gestión deberán:

  • Mejorar sus habilidades en análisis de datos.
  • Saber aprovechar la tecnología, que los liberará de las tareas manuales repetitivas e intensivas en tiempo.
  • Desarrollar sus habilidades estratégicas de gestión/pensamiento.
  • Centrarse en la innovación y la gestión del cambio.

Específicamente, con respecto a las habilidades de análisis de datos, los contadores deberán ser capaces de explorar nuevas formas de administrar, analizar y extraer valor de los datos; aplicar habilidades analíticas y de pensamiento crítico para abordar problemas estratégicos; e identificar las preguntas más útiles que el Big Data puede responder.

Raef Lawson también recomienda desarrollar una mentalidad apropiada, mejores habilidades de comunicación y gestión de relaciones, y la capacidad de pensar críticamente.