Se dicen muchas cosas sobre el big data, la inteligencia artificial, el blockchain, ¿cuáles son reales y cuáles no? ¿Se acabará la profesión? ¿Qué hacer para no quedarse fuera del juego?

Juan Andrés Rodríguez, Editor del INCP

Con las nuevas tendencias y avances tecnológicos han surgido muchos mitos y chismes acerca de lo que puede pasar con la contaduría en unos años. En algunos países ya se están sintiendo las transformaciones, como en Estados Unidos.

De acuerdo con varias voces autorizadas, es muy posible que las siguientes 6 cosas SÍ ocurran:

Las computadoras sustituirán varias responsabilidades de los contadores: es inevitable. Los sistemas que se están desarrollando se encargarán de muchas tareas operativas que los contadores tienen que hacer diariamente. Esto le dará más tiempo al profesional, tal como lo afirma Levi Morehouse, CEO de la compañía estadounidense Ceterus, que presta servicios de contabilidad a pequeñas empresas.

Los contadores deberán tener un buen análisis de datos: mientras las nuevas herramientas se encargan de ingresar, recolectar los datos y dar estadísticas, los profesionales tendrán a su cargo realizar los análisis certeros y necesarios para tomar decisiones en las empresas. Así lo afirma Rachel Grimes, presidenta de IFAC.

Se empoderará al contador: los análisis y conceptos que aporte el contador serán tenidos en cuenta para pensar la estrategia de la compañía. Esto hará que los contadores ganen importancia, se les valorará por la aplicación de conocimiento, ese manejo de temas específicos que le da el valor agregado a su labor. De esta manera lo ve Morehouse.

Las proyecciones serán más cercanas a la realidad: El uso de nuevos sistemas permitirá que los datos recolectados arrojen proyecciones más precisas que incluyan muchas variables. Esto ayudará a evaluar mejor el riesgo, potenciará a quienes auditan. De esta manera lo ve Nick Frost, socio líder en tecnología de auditoria de KPMG en Estados Unidos.

Es muy posible que bajen los precios: Según prevé Levi Morehouse de Ceterus, la competencia y la implementación tecnológica harán que el costo de los servicios de los contadores se reduzcan. Será el momento también para que las firmas y los profesionales se destaquen por su conocimiento y adaptación.

Nuevos desarrollos aparecerán: las grandes firmas de auditoría han suscrito convenios con empresas de tecnología para trabajar de la mano en el desarrollo de nuevas herramientas que faciliten y optimicen su trabajo. Por lo tanto, hay que estar atentos a las actualizaciones y mejoras tecnológicas, igual que con los cambios normativos.

Finalmente, la ACCA (Asociación de Contadores Públicos Colegiados, por sus siglas en inglés) señala tres cosas que deberán hacer los contadores en algunos años si quieren sobrevivir esta convergencia tecnológica:

-Desarrollar nuevos estándares de evaluación a partir de las lógicas de trabajo que se desarrollen con el big data, la inteligencia artificial, entre otras herramientas.

-Aprender nuevas habilidades analíticas que permitan a los contadores entender de mejor manera los datos obtenidos.

-Crear un nuevo mensaje visual de arte de datos, nuevas maneras de transmitir los análisis y la información obtenida con las herramientas.

No deje que la convergencia tecnológica lo tome por sorpresa, siga indagando y revisando nuevas tendencias y actualícese constantemente, no deje que las normas y los conceptos lo dejen atrás.