Para este año, cuidar el ambiente y hacer crecer tu organización van de la mano. En ContArte te contamos por qué.

Por el Equipo de investigación del área técnica del INCP

En los últimos años, los asuntos ambientales, sociales y de gobernanza se han convertido en la prioridad para muchas organizaciones dado que una amplia gama de stakeholders —partes interesadas— son atraídos por las empresas que enfocan la gestión de sus operaciones en estrategias sostenibles. Seguramente has escuchado que ahora muchas empresas se encuentran involucradas en proyectos de emisiones cero, descarbonización, tomando medidas frente al cambio climático, liderando temas de diversidad e inclusión, empoderando a las mujeres en las juntas directivas, emitiendo informes o memorias de sostenibilidad, entre otras iniciativas; todo esto obedece a estrategias corporativas vanguardistas cuyo propósito es la creación de valor a largo plazo a partir de los tres grandes imperativos de la sostenibilidad: asuntos ambientales, sociales y de gobernanza. Teniendo en cuenta lo anterior, en esta entrega queremos contarte cuales son las últimas tendencias de sostenibilidad para este año identificadas por Comunicarse en su más reciente investigación sobre este tema.

Cambio climático

Dado que la meta climática del Acuerdo de París no se ha cumplido —limitar el aumento de la temperatura global en 2 °C y preferiblemente 1,5 °C—, a finales de 2021, en la conferencia de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre cambio climático (COP26), se estableció el Pacto Climático de Glasgow y la aprobación del libro de reglas del Acuerdo de París con el objetivo de mantener viva la ambición de 1.5 °C y comprometer a los países a informar el avance y cumplimiento de sus compromisos climáticos en la COP27 en 2022. En este evento también se ampliaron los focos de trabajo en materia de cambio climático dando más relevancia a las medidas de adaptación, ya que siempre se han priorizado las medidas de mitigación (Campaña Carrera a la Resiliencia). Por su parte, el sector privado y financiero presentó las metas 2022 de la Iniciativa Climática para Inversionistas Latam y manifestaron su apoyo al Acuerdo de París.

Otras de las acciones importantes que convierten al cambio climático en una de las principales tendencias en materia de sostenibilidad son: el compromiso de Estados Unidos con China para la reducción de emisiones de gases invernadero; los compromisos de China e India para alcanzar la meta de neutralidad de carbono para 2060 y 2070 respectivamente; el plan del Reino Unido y la intención de 35 países de hacer obligatorios los informes climáticos; la creación del Consejo Internacional de Normas de Sostenibilidad; las iniciativas encaminadas a frenar la pérdida de la biodiversidad —Conferencia de la ONU sobre la Diversidad Biológica (COP15)—; entre otras.

Derechos humanos y las empresas

En 2021, la Unión Europea estableció estándares de debida diligencia empresarial en lo referido a derechos humanos, medio ambiente y gobernanza para las cadenas de valor y prohibió la importación de productos relacionados con el trabajo infantil o forzoso. Por su parte, Alemania avanza en la aprobación de una ley de empresas y derechos humanos (Ley de Cadena de Suministro).

Algunas iniciativas del sector privado: 

  • Perú, Colombia y Chile cuentan con un Plan Nacional de Acción sobre Empresas y Derechos Humanos.
  • Toyota Motor Corporation se comprometió a respetar los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos.
  • Daimler firmó un nuevo acuerdo para promover los derechos laborales universales y un enfoque transnacional para la representación de los intereses de los empleados.
  • Facebook anunció una política corporativa de derechos humanos.

En lo que respecta a equidad de género, según estudios de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la pandemia del COVID 19 ha tenido consecuencias negativas en los avances que se habían logrado con respecto a la participación de la mujer en el mundo laboral.

Para 2022:

  • El Grupo de Trabajo de Empresa y Derechos Humanos de la ONU presentará su Hoja de Ruta para la próxima década.
  • La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) seguirá trabajando con gobiernos y empresas en promover las normas de Conducta Empresarial Responsable y apoyar la aplicación de las prácticas de debida diligencia.
  • La ONU modificaría la Directiva 2014/95 y sus requerimientos relativos a los Estados de Información No Financiera.

Economía regenerativa

Existen empresas que actualmente incorporan modelos económicos regenerativos, esto con el objetivo de restaurar la salud y la vitalidad de los ecosistemas en los que participan. A su vez, se busca no utilizar recursos que no puedan regenerarse o ser regenerados. La relevancia de esta tendencia ha sido señalada por diversas organizaciones que manifiestan que este enfoque regenerativo va ganando terreno en los movimientos sostenibles. Es así como numerosas empresas han venido liderando este paradigma, un ejemplo es PepsiCo que en 2021 anunció nuevas metas globales con el objetivo de ampliar sus prácticas agrícolas regenerativas en beneficio de las comunidades.

Finanzas sostenibles

Para los inversores se ha vuelto fundamental analizar cuestiones ambientales, sociales y de gobernanza al decidir en qué empresa invertir. Es así como esta tendencia se ha ido consolidando con el incremento de las inversiones sostenibles. Sin embargo, se han realizado llamados de atención para que las instituciones financieras y demás actores tengan cuidado con el factor climático, cuyos riesgos han sido subestimados. Por ello, múltiples organismos han adoptado diversas estrategias para hacer frente al cambio climático. Cabe mencionar que Europa es líder en esta tendencia: entre las iniciativas desarrolladas se destacan el nuevo estándar de bonos verdes propuesto por la Comisión Europea y el Centro de Cambio Climático creado por el Banco Central Europeo. Por su parte, el sector empresarial también se ha sumado a este movimiento, se han realizado importantes anuncios, uno de ellos es del Banco Santander al afirmar que dejará de ofrecer servicios financieros a clientes de generación de energía eléctrica cuyos ingresos dependan en más de un 10% del carbón térmico.

Movilidad sostenible

Los vehículos eléctricos —incluidos los aviones— e híbridos, estaciones de recarga alimentadas por paneles solares, combustible neutro, combustible sintético utilizando energía eólica renovable, los vehículos de dos ruedas y los vehículos autónomos serán la tendencia en movilidad sostenible en el 2022.

En un contexto donde el uso de medios de transporte de combustión es responsable de la huella de carbono (HDC) juegan un papel fundamental la movilidad sostenible y las energías limpias impulsadas por la tecnología: economía circular en la industria automotriz, la electromovilidad, el combustible neutro y los vehículos autónomos, entre otros.

Comunicación y gestión

Las organizaciones están integrando su estrategia de sostenibilidad de forma transversal a todas sus áreas y procesos, incluido el mercadeo. El reto en materia de comunicación está en promulgar los compromisos organizacionales en sostenibilidad y a su vez mostrar cómo se realiza la tarea y/o cual es el avance de dichos compromisos, esto con el objetivo de cerrar la brecha entre el decir ser sostenibles y serlo. En esta labor resulta sumamente importante redactar de forma adecuada los asuntos de sostenibilidad: incorporar diversas voces y opiniones, explicar el por qué, ser honestos, ser específicos, etc. Muchas empresas están usando las series para comunicar sus acciones, proyectos o preocupaciones sobre sostenibilidad. La pandemia del COVID 19 aceleró la rendición de cuentas en materia de sostenibilidad, este tema ahora encabeza la lista de prioridades de las organizaciones. La gestión de la sostenibilidad reclama resultados tangibles y acciones que garanticen una estrecha relación entre lo que se dice y se hace, pasar de los estudios de marcadeo a los estudios de stakeholders, establecer perfiles de liderazgo y equipos de trabajo comprometidos en convertir la sostenibilidad en una cultura empresarial, vincular la compensación ejecutiva con los objetivos de sostenibilidad, entre otros.