El teletrabajo es una forma de organización laboral que permite al trabajador realizar sus labores en un lugar diferente a la empresa. Hoy queremos ContArte acerca de sus beneficios y regulación en nuestro país y de cómo esta modalidad está transformando el desarrollo de actividades en organizaciones del sector público y privado.

Por: Juan David Hernández, asistente de investigación técnica del INCP

Las empresas en la búsqueda de mejorar su competitividad necesitan de varios cambios, entre ellos, adaptar sus métodos de actuación y sus estructuras de funcionamiento a las nuevas realidades sociales y económicas.

A medida que la innovación transforma los modelos de negocio y de producción, también se transforman los entornos y las condiciones laborales en las diferentes áreas de trabajo. Constantemente los encargados de la dirección en las organizaciones buscan nuevas formas de incentivar y mejorar las condiciones de trabajo de sus empleados, esto con el objetivo de asegurar su mayor rendimiento y la calidad de las labores desempeñadas.

Una de las herramientas que vincula a la innovación tecnológica la necesidad de las organizaciones de adaptarse a la nuevas realidades económico – sociales y proveer incentivos, y beneficios en la calidad de vida de sus empleados, es el Teletrabajo.

De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo – OIT el teletrabajo puede tener varias definiciones algunas de estas son:

“Una forma de trabajo en la cual: a) el mismo se realiza en una ubicación alejada de una oficina central o instalaciones de producción, separando así al trabajador del contacto personal con colegas de trabajo que estén en esa oficina y, b) la nueva tecnología hace posible esta separación facilitando la comunicación”.

“El teletrabajo es la forma de organizar y realizar el trabajo a distancia mediante la utilización de las TIC en el domicilio del trabajador o en lugares o establecimientos ajenos al empleador. (Declaración de lineamientos y compromisos en materia de teletrabajo, para la promoción de trabajo decente y como garantía de calidad laboral, firmada en Buenos Aires en 2010.)”

“El teletrabajo es una forma de organización y/o de realización del trabajo, utilizando las tecnologías de la información en el marco de un contrato o de una relación de trabajo, en la cual un trabajo que podría ser realizado igualmente en los locales de la empresa se efectúa fuera de estos locales de forma regular”. (Acuerdo marco europeo sobre teletrabajo, Bruselas, 16 de julio de 2002.)

La relación laboral mediante la modalidad de teletrabajo se desarrolla como se expone en el siguiente gráfico:

Pacto por el teletrabajo

En Colombia se ha desarrollado una iniciativa denominada “Pacto por el Teletrabajo”. Se trata de un acuerdo de intención que se suscribe entre el Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones, el Ministerio del Trabajo y entidades públicas y organizaciones privadas, con el objetivo de generar un marco de cooperación para impulsar y masificar el Teletrabajo en Colombia. Lo anterior, como instrumento para incrementar la productividad en las organizaciones, generar una movilidad más sostenible, mejorar la calidad de vida de los trabajadores y promover el uso efectivo de las TIC.

Regulación

En Colombia el Decreto 884 del 30 de abril de 2012 reglamenta la Ley 1221 de 2008 cuyo propósito es promover y regular el teletrabajo como un instrumento de generación de empleo y autoempleo, mediante la utilización de tecnologías de la información y las telecomunicaciones.

El artículo 2 de este decreto manifiesta que el teletrabajo es:

Con base en lo establecido en el artículo 3 del Decreto 884 de 2012, la vinculación laboral mediante la modalidad de teletrabajo se debe realizar a través de un contrato, en el cual, además de cumplir los requisitos establecidos en el artículo 39 del Código Sustantivo del Trabajo y de la Seguridad Social para los Trabajadores Particulares y en las disposiciones vigentes que rigen las relaciones con los servidores públicos, deben indicarse los siguientes aspectos:

  • Las condiciones de servicio, los medios tecnológicos y de ambiente requeridos y la forma de ejecutar el trabajo en condiciones de tiempo y, si es posible, de espacio.
  • Determinar los días y los horarios en que el teletrabajador realizará sus actividades, para efectos de delimitar la responsabilidad en caso de accidente de trabajo y evitar el desconocimiento de la jornada máxima legal.
  • Definir las responsabilidades en cuanto a la custodia de los elementos de trabajo y fijar el procedimiento de la entrega por parte del teletrabajador al momento de finalizar la modalidad de teletrabajo.
  • Las medidas de seguridad informática que debe conocer y cumplir el teletrabajador.

Beneficios del teletrabajo

El teletrabajo está transformando el desarrollo de actividades en organizaciones del sector público y privado, algunos de sus principales beneficios son:

Como se observa, son varias las áreas en las cuales se desarrollan los beneficios del teletrabajo, ya que se fortalecen las organizaciones, las operaciones, el negocio y los trabajadores, mientras se ayuda en el cumplimiento de los objetivos de gestión de los recursos humanos, la implementación de tecnologías y la responsabilidad social empresarial.

Tipos de teletrabajo

La Ley 1221 de 2008 define 3 tipos o modalidades de teletrabajo, los cuales corresponden a los diferentes espacios donde el teletrabajador puede desempeñar sus labores, las tareas que este debe ejecutar y el perfil de cada trabajador.

Teletrabajo autónomo: corresponde al realizado por trabajadores independientes o empleados, que mediante el uso de las tecnologías de la información y la comunicación, realizan sus tareas desde cualquier lugar escogido por ellos.

Teletrabajo suplementario: es el desarrollado por trabajadores con contrato laboral que alternan sus tareas durante diferentes días de la semana, entre las instalaciones de la empresa y un lugar fuera de esta, utilizando las TIC, para poder darles cumplimiento. En este tipo de teletrabajo se entiende que los trabajadores, laboran mediante esta modalidad al menos dos días a la semana.

Teletrabajo móvil: mediante esta modalidad laboran los trabajadores que hacen uso de dispositivos móviles en la ejecución de sus tareas. Dadas las características de su actividad laboral, se les permite ausentarse frecuentemente de las instalaciones de la oficina. Este tipo de teletrabajador no tiene un lugar establecido para el desarrollo de sus funciones.

Si importar cual modalidad de teletrabajo se utilice, esta forma de organización representa una serie de ventajas significativas en diferentes aspectos de la actividad empresarial; por tanto, es una oportunidad que las compañías de los diferentes sectores económicos, no deben desaprovechar, ya que fortalecerán la relación con sus empleados a medida que reducen costos e incrementan su rendimiento.